Bruce Burdett¿A qué nos referimos cuando hablamos de prácticas justas de operación según la Norma ISO 26000? se refieren a la conducta ética de una organización en sus transacciones con otras organizaciones, incluyendo agencias gubernamentales, socios, proveedores, contratistas, clientes, competidores y las asociaciones de las cuales son miembros.

Entonces es como pensar en la manera en que nuestra organizacion utiliza esa relación que tiene con otras organizaciones para promover resultados positivos a través del liderazgo y por supuesto, de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

¿Qué necesitamos para lograrlo? Tener un comportamiento ético para establecer y mantener relaciones legítimas y productivas con toda organización o persona con la que trabajemos. Por esta razón, es elemental promover y fomentar normas de conducta ética en nuestras prácticas operativas como negocio.

No solo eso, como organización debemos implementar prácticas preventivas de corrupción a través del respeto al principio de legalidad, adhesión y cumplimiento de las normas éticas, rendición de cuentas y la transparencia. Asimismo, la competencia justa y el respeto a los derechos de propiedad se pueden lograr, si las organziaciones operan entre ellas de manera honesta, equitativa e íntegra.

En nuestras prácticas justas de operación podrían haber problemas de corrupción, que es el abuso de un poder otorgado, con el objetivo de obtener una ganancia privada y puede manifestarse de diferentes formas: sobornos, conflicto de intereses, fraude, blanqueo de dinero, desfalco, obstrucción a la justicia y tráfico de influencias.

La corrupción es como un cáncer en las organizaciones, socava la eficacia y la reputación ética -que tanto cuesta alcanzarla- y puede convertirla en sujeto de procesamiento penal asi como sanciones administrativas. La corrupción también puede resultar en la violación de derechos humanos, el empobrecimiento de las sociedades y el daño al medio ambiente, además que distorciona la competencia, la distribución de riqueza y el crecimiento económico..

Para prevenir la corrupción una empresa debería, por ejemplo, identificar riesgos de corrupción e implementar y mantener politicas y prácticas que combatan la corrupción y la extorsión, asegurar que sus lideres sean un ejemplo anti-corrupción y brinden compromiso, motivación y supervisión en la implementación de estas políticas anti-corrupción.

Otra de las cosas que podemos realizar en la empresa es apoyar y formar a los colaboradores sobre cómo erradicar el soborno y la corrupción y proporcionar incentivos por los avances en esos tema, asegurarnos que la remuneración de los colaboradores es adecuada y que la reciben solamente por los servicios prestaods en manera legítima, entre otras acciones.

Las prácticas justas de operación tiene otros asuntos de igual importancia que este, sin embargo la corrupción es un flagelo que debe detenerse de la raiz, para lograr el desarrollo sostenible de las organizaciones, las comunidades y del país.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.

 

Bruce BurdettTodas las empresas que brindan servicios y productos a los consumidores y a clientes, tienen responsabilidad hacia ellos, y es precisamente de esto que habla la materia de Asuntos de Consumidores de la Norma ISO 26000. ¿Qué nos dice esto? Que las responsabilidades comprenden brindar educación e información precisa, utilizando información justa, transparente y útil de marketing y de procesos de contratación, promoviendo el consumo sostenible y el diseño de productos y servicios con accesibilidad para todos.

Esto también nos indica que debemos pensar en el diseño, fabricación, distribución, entrega de infromación, servicios de apoyo y procedimientos de recuperación y retiro de productos del mercado. Asimismo hay muchas organizaciones que obtienen información personal de sus comsumidores o clientes y tienen una responsabilidad de mantener segura dicha información y la privacidad de los mismos.

No hay que olvidarnos que las prácticas justas de operación que incluye ser responsable ante el mercadeo que realizamos en la organización, la protección de la salud y la seguridad, el consumo sostenible, la resolución de controversias y la compensación, la protección de la privacidad y de los datos, el acceso a productos y servicios esenciales, entre otros temas. Podemos apoyarnos con Las Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del Consumidor, documento que proporciona información fundamental sobre los asuntos de consumidores y el consumo sostenible.

Los principios de esta materia promueven el desarrollo económico y social de forma justa, equitativa y sostenible y la protección del medio ambiente:

  • Seguridad: derecho a tener acceso a productos no peligrosos y a que los consumidores estén protegidos frente a los procesos de producción, productos y servicios peligrosos para su salud o la vida.
  • Estar informado: acceso de los consumidores a una información adecuada que les permita tomar decisiones fundamentales.
  • Escoger: la promoción y protección de los intereses económicos de los consumidores.
  • Ser escuchado: libertad de formar grupos de consumidores y otros grupos u organizaciones para presentar sus opiniones en los procesos de toma de decisiones que les afecten.
  • Ser compensado: disponibilidad de compensación eficaz para el consumidor.
  • Educación: la educación al consumidor, incluyendo educación sobre los impactos ambientales, sociales y económicos de las elecciones de los consumidores.
  • Un ambiente saludable: un ambiente que no ponga en riesgo el bienestar de las generaciones presentes y las futuras.

Existen también algunos principios adicionales:

  • Respeto al derecho a la privacidad.
  • Enfoque precautorio.
  • Promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.
  • Promoción del diseño universal.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse

 

 

 

 

 

Bruce Burdett

Las organizaciones que logran involucrarse con la comunidad, reflejan valores democráticos y cívicos y los fortalecen.

La comunidad, se refiere a los asentamientos residenciales o sociales de otro tipo, ubicados en un área geográfica que se encuentra próxima fisicamente al sitio en que se encuentra una organización o dentro de las áreas de impacto de la misma.

La participación activa de la comunidad aparte de identificar a las partes interesadas e involucrarse con ellas, también se debe apoyar y crear una relación con la comunidad. Más allá de esto, implica el reconocimiento del valor de la comunidad.

Si logramos apoyar y contribuir con la comunidad podemos ayudarlas a promover niveles más elevados de bienestar dentro de la comunidad traduciéndose esto en calidad de vida de una población.

El proceso para trabajar con la comunidad no es un proceso lineal, mas bien, es un proceso a largo plazo, en el que estarán presentes intereses diferentes y en conflicto, por sus características sociales, políticas, económicas y culturales. 

Algunas de las actividades para apoyar a la comunidad pueden ser la creación de empleo mediante la expansión y diversificación de las actividades económicas y el desarrollo tecnológico; ampliando programas de educación y desarrollo de habilidades.

De esta forma, como organizaciones podemos promover y preservar la cultura y las artes, proporcionando servicios de salud a la comunidad. El desarrollo de la comunidad podría incluir el fortalecimiento institucional de la comunidad. 

Cuando el desarrollo de la comunidad es avanzado las fuerzas sociales de la comunidad se esfuerzan por promover la participación pública y preside la igualdad de derechos y niveles de vida dignos, para todos los ciudadanos, sin discriminación.

Los asuntos de la materia de Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad son:

1. Participación activa de la comunidad

2. Educación y cultura

3. Creación de empleo y desarrollo de habilidades

4. Desarrollo y acceso a la tecnología

5. Generación de riqueza e ingresos

6. Salud

7. Inversión Social

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse

Bruce BurdettCuando una empresa tiene el deseo de emplear buenas prácticas de responsabilidad social (RS) es necesario conoce el contexto en el que vamos a trabajar ya que, hay varios factores que determinarán el camino que la empresa debe trazarse.

La revisión de estos factores basados en la Norma ISO 26000 de RS ayudará a tener mayor seguridad cuando identifiquemos las partes interesadas de la organización:

⎯el tipo, el propósito, la naturaleza de las operaciones, y el tamaño, de la organización;

⎯las localizaciones en las que la organización opera, incluyendo: si existe un marco legal fuerte que regule muchas de las decisiones y actividades relacionadas con la responsabilidad social, y características sociales, ambientales y económicas de las áreas de operación;

⎯  cualquier información sobre el desempeño histórico de la organización en materia de responsabilidad social;

⎯  características de la mano de obra o de los empleados de la organización, incluyendo el trabajo contratado;

⎯  organizaciones sectoriales en las que participa la organización, incluyendo: las actividades relacionadas con la responsabilidad social llevadas a cabo por dichas organizaciones, y los códigos u otros requisitos relacionados con la responsabilidad social promovidos por dichas organizaciones;

⎯  la misión, la visión, los valores, los principios y el código de conducta de la propios de la organización;

⎯  las inquietudes de las partes interesadas internas y externas pertinentes para la responsabilidad social;

⎯  estructuras para la toma de decisiones en la organización y naturaleza de la toma de decisiones; y

⎯  la cadena de valor de la organización.

No hay que dejar de lado, que es importante el nivel de compromiso y comprensión de la RS por parte de sus líderes. Una comprensióna fondo permitirá la integración de la RS a toda la organización y la espera de su influencia.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.

Bruce BurdettSon muchas las organizaciones que han desarrollado iniciativas voluntarias de ayuda a otras organizaciones que buscan ser más socialmente responsables, en algunos casos, el resultado es una amplia varidad de iniciativas que implican unirse o apoyar a otras organziaciones.

Las iniciativas abordan aspectos de una o más materias fundamentales, incluso, asuntos de las materias, otras abordan maneras diversas de integrar la Responsabilidad Social (RS) en las decisiones o actividades de una organización.

También están las que crean o promueven herramientas específicas o guías prácticas para que las organizaciones integren la RS, por ejemplo: códigos de conducta, recomendaciones, directrices y declaraciones de principios y valores.

Al momento de evaluar iniciativas para la RS, una organización debería tener en cuenta que no todas las iniciativas son bien consideradas o creíbles a los ojos de las partes interesadas.

Una organización también debería determinar objetivamente si una iniciativa le ayudará a abordar su RS o si es una forma nada más de relaciones públicas, o un medio para proteger la reputación de los miembros u organizaciones participantes.

Es importante el involucramiento eficaz con las partes interesadas y tiene la elección de participar en una o más iniciativas de RS, cada participación debería representar acción dentro de la organización, por ejemplo: obtener aprendizaje de otros. Una organización debería considerar los siguientes factores para determinar si participar o no en la iniciativa, según la ISO 26000:

  •  si la iniciativa es coherente con los principios mencionados en el capítulo 4;
  • si la iniciativa proporciona orientación valiosa y práctica para ayudar a la organización a abordar alguna materia fundamental o asunto, en particular, y a integrar la responsabilidad social en todas sus actividades;
  • si la iniciativa está diseñada para ese tipo particular de organización o para sus áreas de interés;
  • si la iniciativa es de aplicación local o regional, o bien, si tiene un alcance global y es de aplicación a todo tipo de organizaciones;
  • si la iniciativa ayudará a la organización llegar a grupos específicos de partes interesadas;
  • el tipo de organización u organizaciones que desarrollaron y gobiernan la iniciativa, como organizaciones gubernamentales, ONG, sindicales, académicas o del sector privado;
  • la reputación de la organización u organizaciones que desarrollaron y gobiernan la iniciativa, considerando su credibilidad e integridad;
  • la naturaleza del proceso para desarrollar y gobernar la iniciativa, por ejemplo, si ha sido desarrollada o gobernada a través de un proceso transparente, abierto y accesible de múltiples partes interesadas, con participantes de países desarrollados y de países en desarrollo, y
  • la accesibilidad de la iniciativa, por ejemplo, si una organización debe firmar un contrato para participar o si unirse a la iniciativa tiene algún costo.

Cada organizacion que considere estos factores, debe ser prudente en la forma que interpreta los resultados.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.

Bruce BurdettGrandes retos son los que nos encontramos en el camino al desarrollo sostenible del planeta, la clave del asunto está en no detenernos y continuar trabajando hasta lograrlo. Somos seres humanos con responsabilidades para proteger, cuidar y hacer uso adecuado de los recursos naturales que poseemos.

Situaciones como el cambio climático, la falta de agua, la contaminación son algunos de los problemas que nos afectan cada día, sin embargo, aun tenemos tiempo de mejorar y mitigar los daños causados para disfrutar plenamente de nuestro hogar, el planeta Tierra.

Hoy, incentivamos a cada uno a transformar esto en positivo, que todos impulsemos y trabajemos por un mundo mejor para nosotros mismos, pensando también en las futuras generaciones.

¿Qué cosas podríamos realizar para dar nuestro granito de arena? Aquí hay algunas ideas:

– Tener conciencia del uso responsable de los recursos como el agua, que es vital para vivir.

-Reducir la cantidad de emisiones de CO2 que generamos en el planeta, por ejemplo: hacer menor uso de energía eléctrica y recurrir a la energía renovable.

-Trabajar en una economía circular, aquella que consiste en producción, consumo y reciclaje.

-Poner en práctica las 3Rs de sostenibilidad: Reducir, reutilizar y reciclar.

-Hacer una dieta baja en carbono la cual supone consumir de manera más inteligente.

-Actúa contra la pérdida de árboles, en todo caso planta árboles.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse

Bruce Burdett

El año 2018 fue un año muy activo en muchas áreas de Responsabilidad Social Empresarial, y nosotros seguimos trabajando con ganas, porque el 2019 trae más cambios notables para todos; las organizaciones, la sociedad, la familia, y todos los círculos en que nos movemos.

Podríamos mencionar algunos temas que seguirán siendo punta de lanza para lograr el desarrollo sostenible de nuestro país:

  • EL DIÁLOGO: Fundahrse ha trabajado el tema de diálogo y consulta social desde hace tres años, y gracias a las capacitaciones, seminarios, charlas y eventos que realizamos, las empresas están más conscientes de la importancia de obtener retroalimentación de nuestras partes interesadas, escuchar sus diferentes puntos de vista, conocer sus oportunidades de mejora, y sus necesidades. Y es que para lograr mejoras significativas en el desarrollo de las comunidades es necesario que las organizaciones tengan un rol aún más activo, mostrando interés de escuchar activamente a las personas, porque somos nosotros quienes tenemos que tomar un rol de liderazgo en conducir a la comunidad a generar cambios sociales y ambientales.
  • EQUIDAD DE GÉNERO: Si bien es un tema relativamente nuevo, hemos notado que cada día toma más fuerza, el año pasado veíamos como el tema llenaba los titulares de convenciones, conferencias, artículos, blogs, periódicos digitales, etc. Nos encontramos en los tiempos donde las organizaciones crean más oportunidades dirigidas a mujeres, mejorando las condiciones de promoción laboral, los salarios y la capacitación igualitaria entre mujeres y hombres. Todavía tenemos mucho por hacer para reducir la discriminación en nuestro sociedad.
  • PREVENCIÓN DE DESASTRES: Con el cambio climático y el número de desastres naturales que afectan muchas partes del mundo, los corporativos están reconsiderando su enfoque para minimizar el efecto de los desastres. La meta es alejarse del enfoque reactivo a un enfoque más proactivo para ayudar a comunidades a ser más resilientes a los cambios que vienen.

Tenemos muchas razones por las cuales continuar trabajando por nuestro país y por el desarrollo sostenible de nuestras futuras generaciones.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse

Bruce BurdettDesde que comenzamos este camino en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) hemos aprendido que esta herramienta estratégica no solo beneficia a la marca o nuestra organización, también beneficia a los colaboradores.

Y es que a los colaboradores no podemos verlos como simples estadísticas o números con los que cuenta la organización, ya no estamos en los tiempos donde eran empleados tratados como máquinas. Estamos en los tiempos donde los colaboradores tienen necesidades de ser parte de un equipo de trabajo, de crecer profesionalmente, de que sus derechos sean respetados.

Como organizaciones debemos preocuparnos por nuestros colaboradores como individuos, de manera genuina. Ahora escuchamos el término «salario emocional» que es tener un equilibrio con su vida personal y profesional, donde el bienestar del equipo de trabajo sea una prioridad.

Hoy en día, muchas personas buscan constantemente trabajar en una organización que tenga compormisos sociales y ambientales porque esto ofrece al colaborador más oprotunidades de tener un trabajo del que se sienta satisfecho, teniendo un impacto positivo en su entorno.

El pasado 6 de febrero, estuvimos presentes en la cena de premiación de Great Place To Work, en el que orgullosamente nos dimos cuenta que cinco de nuestras empresas miembro fueron reconocidas por ser una de las Mejores Empresas para Trabajar, éstas empresas fueron: Nestlé Hondureña, Cargill Honduras, Dinant, Grupo Karim´s y BAC Credomatic.

Con todo nuestra admiración felicitamos a estas empresas porque sabemos que con sus programas de RSE ejecutados han creado colaboradores más comprometidos con su empleo, con sus familias, con el ambiente, con todo su entorno. Asimismo, estamos seguros que grandes porcetajes de su recurso humano han sido formados como voluntarios, líderes y agentes de cambio que velan por el desarrollo sostenible de nuestro país.

Bruce Burdett, Presidente Fundahrse.

Bruce Burdett

Resolver las necesidades de la sociedad es la razón por la que existen muchas organizaciones y esto asegura su supervivencia, para ello utilizan diversos materiales, financieros y humanos, que combinados forman los productos o servicios que tenemos en el mercado.

A lo largo de esta transformación encontramos que la empresa tiene impactos tanto positivos como negativos en la sociedad. Por decir ejemplos de impactos positivos: generación de empleo y satisfacer necesidades de una comunidad. Como ejemplos negativos: perjurio del ambiente, abuso del uso de los recursos naturales como los árboles y el agua.

Pero, al final todas las organizaciones deben ser económicamente viable y sostenible, trabajar desde la base de la legalidad y desempeñarse de acuerdo al comportamiento ético que la sociedad espera.

Hoy en día lo que se considera socialmente responsable ha evolucionado, puesto que hay una exigencia hacia las empresas que se materializa en la identificación de acciones que minimicen los impactos negativos en nuestra cadena de valor y, ofrecer transparencia en lo que hacemos y los resultados de estos.

Por su parte, las necesidades de los clientes y los consumidores también ha evolucionado porque ahora tenemos ciudadanos empoderados de la información, por lo cual ya no es suficiente satisfacer una necesidad, es importante también dar a conocer de qué forma fue elaborado ese producto o ese servicio.

En estos tiempos de cambios, sobrevivirán aquellas organizaciones que sepan responder a las necesidades de la sociedad y esto actualmente solo se logra mediante la innovación de productos y servicios, innovación en los procesos y en el modelo de negocio.

La innovación además de diferenciarnos, la podemos ver como una herramienta de supervivencia.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.

Bruce BurdettLos tiempos están cambiando, no es algo nuevo que cada dia veamos nuevos algoritmos en google, actualizaciones de las apps que ya tenemos en nuestro celular, nuevas apps para descargar, nuevos espacios que abren paso al debate, y así una ola de nuevos comienzos y regeneración de otros.

Hay siempre nuevas demandas en todos los ambitos, y la empresa debe estar a la vanguardia, no es lo mismo vender un servicio a personas de la tercera edad, a vender servicios a milenials. Las demandas de la sociedad ahora son más exigentes, y las empresas tienen un mayor reto, retener el talento de su recurso humano.

Retener el talento de su recurso humano se ha vuelto un desafío, porque los milenials y la generación Z o centenials como le llaman algunos, es una generación de más libre pensamiento, comprometidas con acciones que tengan un impacto verdadero en su entorno, con un ímpetu de no solo avanzar profesionalmente, si no de dejar una huella en cada paso que dan.

Brindarles un salario, un lugar y los recursos para realizar su trabajo no es un plus, es una obligación de toda empresa que trabaja con esta fuerza de trabajo. Las demandas van más allá.

Tenemos una juventud que desea sentirse realizado laboralmente a corta edad, muy diferente a los que hemos trabajado por muchos años para una misma compañía, para lograr un ascenso, un aumento, la realización de un proyecto, etc. El plus que ahora están demandando algunas generaciones es el salario emocional.

El salario emocional consiste en sumar aspectos emocionales que no necesariamente debe ser dinero. Tiene tres ventajas principales: el bienestar psicológico porque ven que la empresa tiene interés en sus necesidades personales, se sienten motivados y perciben que la empresa se esfuerza para mostra compromiso hacia ellos.

Otra ventaja es la conciliación al ofrecer horas de trabajo flexibles que facilitan el balance trabajo-familia, y esto al final mejora la productividad de los colaboradores. Por ultimo, es que aporta oportunidades de autodesarrollo, ya que ofrece programas de coaching y formación.

Como empresarios debemos pensar en los beneficios que esto traería para la organización, y es que con este tipo de alternativas también estamos generando liderazgo, transparencia, formación continua, entornos diversos y productividad. Cada día nos sorprendemos de la democratización de las tecnologías y el cambio cultural en el mundo presencial y digital que estamos viviendo. No lo vemos como un problema, más bien nos motiva a ser resilientes en las decisiones a tomaremos en el futuro.

Bruce Burdett, Presidente de Fundahrse.