Mensaje del presidente Yusuf AHemos aprendido que la Responsabilidad Social Empresarial es una estrategia para los negocios, la cual impacta de manera directa e indirecta en los resultados de nuestra organización.

Sus resultados son tangibles e intangibles, y es por eso que se ha llegado a considerar que la RSE debería ser parte integral de los gobiernos, puesto que las empresas cumplen su objetivo comercial de manera responsable, haciendo el entorno más sostenible.

Las organizaciones empresariales se han dado cuenta de los desafíos y retos que existen a su alrededor e internamente y por ende, han buscado formas estratégicas para contrarrestarlos. Su RSE es cada vez más concreta y verificable.

Según la Revista Mercados y Tendencias, los proyectos predilectos en RSE por parte de las empresas se encuentran enfocados en medio ambiente, educación, prácticas laborales responsables y trabajo en comunidades; esto también nos da una pauta de las necesidades comunes que tiene la región centroamericana y del caribe.

Por otro lado, el futuro de la RSE tiene pronósticos positivos, ya que las empresas poco a poco tendrán la necesidad de realizar una gestión sostenible como un todo, la RSE se visualizará de manera más estratégica de la mano con el desarrollo tecnológico.

De la misma forma, las alianzas entre los sectores público y privado serán más frecuentes y las empresas con prácticas de RSE tendrán esa ventaja competitiva en el mercado que las diferenciarán de las demás.

Sin duda que la RSE no puede continuar evolucionando sin la ayuda de la comunicación efectiva de la ejecución de la organización, donde ahora se enfoca en el ¿qué estoy haciendo por la sociedad? que el ¿qué quiere escuchar el consumidor?.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Mensaje del presidente Yusuf A

Muchas son las iniciativas que enfocan su trabajo en el desarrollo sostenible, el 2015 fue un año de abundantes debates con resultados positivos, se podría decir que los que poseemos conciencia de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), haremos nuestro mayor esfuerzo por alinear nuestros objetivos con los de nivel internacional.

Con una agenda global definida mayormente por la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París y otras iniciativas como el uso de energías verdes y el respeto a los Derechos humanos, nos encaminamos a ser parte de la evolución de la RSE, una RSE más transparente, sostenible e integral.

El 2015 ha dejado una aceptación casi total de las partes interesadas, sobre todo por las empresas las cuales juegan un papel relevante en el desenvolvimiento de grandes retos y desafíos que se han presentado en nuestro país. Por mencionar algunos; aportar a la eliminación de la pobreza, aumento al acceso a la educación y la salud, y la lucha contra el cambio climático.

En un artículo publicado recientemente en la Revista Summa, se enlistan cinco tendencias de la RSE que implica integrar todas las áreas de trabajo de la organización y su filosofía: energía de pequeña escala, la cual consiste en obtener la electricidad de manera accesible cuidando el medio ambiente; aliarse para surgir, que es lo contrario a trabajar de forma aislada, busca crear sinergia entre los diferentes actores de la sociedad; sostenibilidad de los negocios, éste tiene como objetivo involucrar la RSE y sus dimensiones dentro del modelo de negocio; transparencia empresarial, que cada vez se hace más exigente, puesto que toda entidad responsable debería reportar sus actividades comerciales y financieras; y huella social, que es el legado que la organización deja en su comunidad, en sus partes interesadas, en su país.

La RSE debe verse como una inversión que logra obtener mucho más beneficios tangibles e intangibles a mediano y largo plazo. Mas allá de ver por el propio bien, cuando se logra ver el impacto de gran escala que se obtiene, nunca jamás dejará de ver la RSE como una estrategia meramente inclusiva e íntegra.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Mensaje del presidente Yusuf ADesde hace unos años hemos escuchado de famosos filántropos como Bill y Melinda Gates,  Mark Zuckerberg,  Brad Pitt, entre otros, ellos como los demás han obtenido resultados de calidad mediante sus innovaciones, donaciones, fundaciones y proyectos exitosos, sin duda alguna han cambiado el rumbo de los problemas sociales a nivel mundial.

El altruismo siendo una tendencia positiva pero no propositiva, viene a diferenciarse poco a poco de la Responsabilidad Social, la cual, al igual que la filantropía, busca el bien de las sociedades, pero éste lo hace de manera sistemática u organizada, que al final sus resultados se traducen en una economía y negocios autosostenibles en el tiempo.

El “Estudio de Línea Base Sobre Inversión Social y Filantropía” realizado por Integrarse y las asociaciones de Responsabilidad Social en cada país, con base de 131 compañías de Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua; Honduras tuvo la participación del 38% de respuesta, el más alto en Centroamérica.

El estudio revela que las empresas hondureñas están empleando un rol más social en las economías, de manera que están generando empleo, cumpliendo legalmente, haciéndose cargo de sus impactos negativos, en fin, encaminándose al desarrollo sostenible.

También se detectó que existe una fuerte práctica generalizada de hacer inversiones sociales, sin embargo éste se ha realizado de manera desordenada y que persiste aun la filantropía. Los temas principales de inversión social son: la educación, ambiente y salud, formando un monto a nivel regional de $137 millones invertidos socialmente.

Es importante destacar que existen debilidades o retos por sobrepasar, se trata de que las empresas entiendan que las inversiones sociales no generan efectos en el corto plazo y que la RSE no es una moda, por otro lado, que la medición de estos impactos es crucial para la sostenibilidad.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

 

FUNDAHRSE RGB

Endorser Logo_gradient_blue_RGB

 

 

 

 

 

 

 

Para la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse) el 2016 se convirtió en un reto para alinear sus exigencias como organización con las exigencias del mundo global, la Junta Directiva y su equipo ha decido adherirse al Pacto Mundial de la Oganización de Naciones Unidas (ONU).

El Pacto Mundial es una una plataforma de liderazgo para el desarrollo, implantación y divulgación de políticas corporativas responsables y sostenibles que busca organizar las operaciones y estrategias con los diez principios universalmente aceptados en las áreas de: Derechos Humanos, Principios Laborales, Medio-ambiente y Anti-corrupción.

Fundahrse ha trabajado bajo estos principios y temas mediante la implantación de una mesa de trabajo en la zona norte y centro sur, donde diversas empresas miembros implementaron un plan de trabajo con cada uno de los principios en sus organizaciones. De esta manera, Fundahrse expresa que al involucrarse con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, su mayor deseo es que sus empresas miembros también lo hagan.

La adhesión al Pacto Mundial es meramente voluntaria, cualquier organización con la iniciativa de trabajar con este conjunto de valores puede unirse a la red de empresas y partes interesadas con el mismo interés: promover el desarrollo sustentable y la ciudadanía corporativa.

Parte del compromiso adquirido por Fundahrse es la organización de eventos, talleres y capacitaciones de aprendizaje y diálogo para sus miembros empresariales, así como motivar los esfuerzos colectivos sobre las metas de la ONU, el desarrollo de herramientas en temas de sostenibilidad corporativa y proporcionar expertise a grupos de trabajo e iniciativas especiales del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

El Pacto Mundial posee más de 8,343 firmantes en más de 162 países y es la mayor iniciativa mundial voluntaria de sostenibilidad corporativa; en él participan alrededor de 8000 empresas y 4000 organizaciones no empresariales.

Mensaje del presidente Yusuf AFundahrse recientemente se adhirió al Pacto Mundial de Naciones Unidas, una iniciativa con mayor número de alianzas público-privada a favor del desarrollo sostenible y responsabilidad social, con el fin de dar al mercado un rostro más enfocado al cuidado de nuestro ambiente y al beneficio mutuo de la sociedad y el sector empresarial.

Participar en el Pacto Mundial supone la conciencia desde la alta dirección, los colaboradores y sus grupos de interés en tener un compromiso que implique convicción y responsabilidad, sobretodo en la parte estratégica y operacional de cada organización.

Fundahrse ha trabajado en muchos proyectos de sostenibilidad, de medio ambiente, de sensibilización, de formación de proveedores y de inserción estratégica de la RSE en las organizaciones, sin embargo vemos que poco a poco el mundo nos está empujando a dar más, a enfocarnos en diversas deficiencias de las que somos víctimas en nuestro país y otras que se remontan a niveles internacionales.

El dicho dice “una golondrina no hace verano”, ya no podemos trabajar solos, necesitamos otros actores que tenga objetivos y metas afines, para combatir juntos los retos sociales, ambientales, políticos y económicos que afectan cada vez más a nuestra sociedad. Tratamos, en la medida de lo posible que estas alianzas con la sociedad civil, gobierno y empresas puedan ser materializadas.

Iniciativas como la del Pacto Global y con una agenda orientada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) permiten que nuestras organizaciones trabajemos de forma transparente como parte de los valores intrínsecos, y que no solo involucre a un actor, sino diferentes grupos de interés que desempeñan un rol importante en la solución de problemas y el impulso de cambios que necesitamos urgentemente.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Mensaje del presidente Yusuf ADurante las décadas, es normal que ciertas empresas, vayan aumentando ventaja en el mercado, más cuando son empresas de largo recorrido que han tenido la oportunidad de conocer la industrial como la palma de su mano; siempre hay circunstancias del entorno que no podemos modificar a nuestro favor, y ese es precisamente el riesgo que existe en toda inversión.

En situaciones de emergencia, se suele recurrir a invertir de manera que se fortalezca nuestra posición y podamos hacerle frente a otras posibles crisis. Las empresas constantemente invierte en tecnología, desarrollo, recursos, personal, entre otros, sin embargo, pocos se detienen a encontrar las fortalezas de la organización para sacar provecho de ello.

Cuando se habla de invertir en Responsabilidad Social Empresarial, en ocasiones se reduce a realizar proyectos y programas pilotos o temporales, que si bien, tiene excelentes resultados, no son sostenibles. Hacer RSE es dejar una huella en el tiempo, tan trascendental como cambiar vidas y marcar positivamente una sociedad; al final la recompensa se traduce en relaciones redituables con nuestras partes interesadas.

La RSE es tan flexible y adaptable que cualquier empresa de cualquier tamaño puede implementarla, siempre y cuando los directivos aseguren el compromiso de toda la organización, también que se alinee la estructura del gobierno corporativo, tener una comunicación y retroalimentación con los grupos de interés es clave, de la misma manera que unirnos con instituciones civiles, del sector empresarial, gubernamental u ONGs.

Una empresa socialmente responsable con bases sólidas para mantener la RSE como un pilar, está en mejores condiciones para maniobrar una crisis, puesto que ya ha trabajado en la integración de esta estrategia como una ventaja competitiva de su organización, y puede enfrentar las circunstancias con resultados positivos.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Yusuf Foto

Honduras tiene una población de más de 8 millones de personas donde según informaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) cerca del 54% vive en la ciudad y el resto en zonas rurales. Dentro de estos habitantes existe un 12% que equivale a unas 850 mil personas que tienen una discapacidad de diferentes tipos, según Teletón Honduras.

Las personas con discapacidad de locomoción, de destreza, con deficiencia de la visión, de audición, de lenguaje, entre otros, se enfrentan cada día a situaciones discriminatorias en ámbitos como el educativo, el laboral, el acceso a la información y a espacios físicos.

Aunque en el artículo 60 de la Constitución de la República establece que todas las personas tienen los mismos derechos sin discriminación alguna por razones de raza, sexo, color, religión, posición social o cualquier otra condición, las personas con discapacidad continúan teniendo ciertos obstáculos físicos y sociales que les impiden su crecimiento integral.

A nivel internacional existe una sombrilla que ampara a estas personas, como ser: la Declaración Universal de Derechos Humanos que posee normas básicas destinadas a dar a las personas con discapacidad las mismas oportunidades que a cualquiera. En la legislación hondureña se encuentra la Ley de Equidad y Desarrollo Integral, la cual garantiza a las personas discapacitadas el disfrute de sus derechos.

¿Cuál es el reto que tiene el gobierno? Principalmente fomentar políticas públicas y privadas o mixtas que motiven a crear iniciativas que mejoren la calidad de vida de las personas con discapacidad y que éstas se integren a la sociedad de manera activa. Para el gobierno es importante porque en las comunidades, estas acciones mitiga la pobreza, fomenta los valores como la tolerancia y la no discriminación.

Aunque es un reto difícil, éste no es imposible, porque poco a poco los diferentes actores de la sociedad están conscientes de esta necesidad por ofrecer mejores oportunidades a las personas con discapacidad, sin embargo los esfuerzos no son colectivos y por lo tanto, el impacto es únicamente para algunos.

Las buenas noticias son que las empresas que han integrado la RSE en el ADN de su negocio, conocen la importancia y los resultados positivos que se obtienen a partir de incluir personas discapacitadas en su equipo de trabajo. La empresa no solo mejora su reputación, también mejor el clima laboral y eleva los niveles de desempeño.

Adicionalmente, y lo más importante, es que la persona con discapacidad obtiene resultados gratificantes en el ámbito económico, personal y familiar, adquiere autonomía, libera energía, tiempo y recursos.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Mensaje del presidente Yusuf ALa Responsabilidad Social Empresarial (RSE) tiene su enfoque que varia dependiendo de la visión de la empresa y sus directores, y si de algo nos hemos dado cuenta día con día, es que la RSE tiene límites insuperables cuando comparamos las acciones que se realizan con la filantropía.

Trabajamos continuamente para que las empresas aseguren que su programa de RSE coincida con la estrategia de su organización, puesto que, para que los proyectos sean sostenibles, todo debe realizarse en un ámbito de ganar-ganar.

La tendencia actualmente es que la RSE se sigue expandiendo a otros negocios, las empresas multinacionales comienzan a incluir dentro de sus requisitos para trabajar en conjunto, que sus partes interesadas estén trabajando en un ambiente saludable, con políticas específicas que fomenten la transparencia y el respeto a los derechos humanos.

El empresario centroamericano cada vez es consciente de las tendencias mundiales como lo plasman los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), por lo que su entorno también se ve afectado, la RSE tiene más visibilidad por su relación paralela con las normativas internacionales como la Norma ISO 26000, el Pacto Global, entre otros.

En todo camino existen desafíos, y como es de saber, los impactos causados por el cambio climático han venido enfatizándose gradualmente y ese precisamente, es uno de los retos que la RSE está enfrentando. Las empresas deben comenzar a unirse entre sí para que sus esfuerzos logren resultados de gran impacto.

Otro de los retos, es el tema social; si bien, la RSE realiza grandes inversiones en la comunidad para educar a la población, generar empleos, ofrecer mejores lugares de trabajo, garantizar beneficios creando relaciones redituables con sus colaboradores, es un tema que tiene más peldaños por escalar, porque no es un trabajo únicamente de las empresas socialmente responsables, sino depende de un trabajo conjunto con el gobierno y otras instituciones.

Hay diversas alternativas con las cuales las empresas pueden comenzar a trabajar, una de ellas es el voluntariado corporativo o mediante sus fundaciones, donde su fin principal a corto y largo plazo, debería ser el de generar cada vez más agregar valor en los ámbitos social y ambiental.

Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Mensaje del presidente Yusuf ALa Responsabilidad Social Empresarial (RSE) no es una alternativa a la que las empresas pueden optar para lograr rescatar sus empresas, pero sí es el “siguiente nivel” para un negocio que comienza hacer las cosas bien.

Y es que, como dice el gurú mundial de la RSE, el Dr. Bernardo Kliksberg, la RSE es una de las mejores ideas del siglo XXI, porque de esta manera ganamos todos: gana la economía centroamericana, gana el crecimiento económico, la estabilidad y mejora la situación de los colaboradores, el clima de negocios y la confianza de unos con otros.
Para el Dr. Kliksberg, hay muchos aspectos primordiales para la gestión de la RSE, sin embargo, él destaca 6 que actúan como pilares: el primero es el activo más importante de una organización, su personal, el cual debería estar en constante desarrollo mediante entrenamiento y remuneración digna.

El segundo pilar es el equilibrio entre el trabajo con la familia. El tercer pilar radica en la buena relación con los consumidores de nuestros productos o servicios. El cuarto pilar es unirnos a los esfuerzos que realiza la sociedad en temas del medio ambiente.

El quinto pilar es tener muy en cuenta las partes interesadas que rodean nuestro negocio, es decir, gestionar correctamente el buen gobierno corporativo. El último pilar es estar conscientes de la importancia de la inversión social en diferentes temas que afectan nuestro país.

Para que la RSE tenga los efectos deseados en un negocio, debe institucionalizarse como una política interna para tener impactos externos, que logre convertirse en una cultura de todas las áreas de la organización. En un mundo con bastantes desafíos y problemas de diferente índole, la RSE viene a ser una oportunidad que todos debemos implementar.

Finalizo con una frase del Dr. Kliksberg “Más vale encender una vela, que maldecir a la oscuridad. Mi llamado es que sigan encendiendo velas”

Sr. Yusuf Amdani – Presidente de Fundahrse

Mensaje del presidente Yusuf ALos países de Centroamérica y República Dominicana componen una región de 57 millones de habitantes, que cuenta con una amplia riqueza cultural y ambiental; con sus particularidades, retos sociales y económicos. Para el 2016, en el contexto económico, se espera que la región centroamericana crezca en promedio un 3.9%. Esta proyección se ubica por encima de los pronósticos para América Latina y el Caribe en su conjunto. Aún y cuando la perspectiva económica de la región no es del todo desalentadora, es imperativo que se lleven a cabo acciones con miras a impedir retrocesos y así poder avanzar en lo social, económico y ambiental, con iniciativas y políticas públicas, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Informe sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), hace un llamado para repensar el modelo latinoamericano de progreso hacia un concepto más amplio, en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que vaya más allá  del uso del ingreso per cápita, el ritmo del crecimiento económico y el Producto Interno Bruto (PIB) como criterios para medir el nivel de desarrollo de los países. ¡El crecimiento económico solo no basta!

Es por ello que los cambios hacia una nueva economía de progreso y sostenibilidad, invitan al abordaje integral de los negocios, las normativas internacionales y la coyuntura actual, involucran al sector privado en temas que antes eran solo de los gobiernos; los acuerdos comerciales entre países y de la región centroamericana hacia EUA o Europa, también requieren cambios en materia de sostenibilidad para facilitar los negocios y mejorar resultados de los acuerdos comerciales; por lo que las empresas deberán adoptar nuevos modelos de negocio que reconocen el impacto social y ambiental como parte de la rentabilidad; para lo que requerirán instrumentos, metodologías y prácticas empresariales innovadoras.

Es en este sentido donde el fortalecimiento de la Red Integrarse permitirá apoyar al sector empresarial para que a partir de iniciativas de RSE y sostenibilidad, pueda responder a los retos que presenta la región para los próximos años. El plan estratégico de la Red Integrarse para el período 2016-2018, basará su marco de acción enfocado en 3 dimensiones: Social, Económico y Ambiental con énfasis en las temáticas que representan mayores retos en cada una de estas dimensiones y que contribuya a los Objetivos de desarrollo sostenible, una agenda global que orientará al mundo hasta el  año 2030.

El plan estratégico busca un impacto regional, contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la creación de una agenda única regional de RSE. Ello implica atender temas como:

En el aspecto económico:

  • El empleo de calidad y empleabilidad de los jóvenes.
  • El fortalecimiento de las PYMES para la competitividad y el encadenamiento responsable.
  • La innovación para la sostenibilidad (como los negocios inclusivos y valor compartido).
  • El alineamiento con los estándares internacionales de mercado.

En lo social:

  • Protección y respeto de los Derechos Humanos en la empresa
  • Prevención de la violencia
  • Formación de Recursos Humanos con enfoque hacia la sostenibilidad

En lo ambiental: 

  • Contribuir a la reducción del impacto ambiental de las actividades empresariales
  • Uso sostenible de los Recursos Naturales
  • Gestión de riesgos y cambio climático

Y en Gobernabilidad:

  • Fortalecimiento de las instituciones públicas en RSE y sostenibilidad
  • Incidencia en la formulación de las políticas públicas con enfoque de sostenibilidad.

Para la implementación del plan estratégico regional, la Red Integrarse cuenta con 3 programas regionales y 10 proyectos con un impacto esperado de:

  • 11,200 Personas capacitadas en RSE y sostenibilidad
  • 4,200 Empresas que mejoraran sus prácticas de RSE, gestionaran sus impactos y contribuirán al desarrollo sostenible de sus países y;
  • Se impactarán directamente en 10 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Desde la Red Integrarse hemos trabajado y seguiremos trabajando para consolidarnos como referente de RSE y sostenibilidad en la región y a sus organizaciones como líderes del tema en sus países, para asegurar un apoyo efectivo a las empresas de la región a través del plan estratégico del año 2016 al 2018. Para que en este nuevo período que comienza más empresas y otros actores del sector público y de la sociedad civil se sumen a la Responsabilidad Social Empresarial.

¡Saludo nuevamente a todos y cada uno de los asistentes a CONVERTIRSE! Esperamos que el evento sea de su agrado y se convierta en una plataforma para incentivar el debate, con miras a la elaboración de una agenda única del sector empresarial de Centroamérica y República Dominicana. Agenda en pro de una integración por la RSE que aporte al desarrollo y al crecimiento económico sostenible de los países y en armonía con las necesidades e intereses sociales, económicos y ambientales.